es ES en EN

Fundación en Costa Rica
sobre Alzheimer y otras demencias

Diagnóstico

 

Un diagnóstico razonable puede ser realizado siguiendo los siguientes pasos:

1. Tomar una cuidadosa historia clínica del paciente, que incluye una entrevista al paciente y otra al cuidador principal, o la persona que tenga mayor información sobre la vida del paciente antes y después del cambio por lo cual fue llevado a consulta.
   
2. Realizar examen físico completo, con énfasis es el examen neurológico.
   
3. Examen neuropsicológico, que incluya baterías de text que permitan evaluar las diferentes áreas afectadas en las demencias, así como evaluaciones del estado de ánimo (para descartar depresión), escalas de evaluación de las Actividades de la Vida Diaria, tanto básicas como instrumentadas. Además, de otras que permitan estadiar el grado de deterioro cognitivo y de demencia.
   
4. Realizar diversos exámenes de laboratorio que incluyan las diferentes áreas que pueden estar afectados los pacientes con demencia y así poder diferenciar las diferentes causas. Debe incluir estudios de imagen cerebral (TAC, Resonancia Magnética ordinaria, así como funcional - PET - SPET). Esto es importante para descartar diversas enfermedades tratables y revertir la condición del paciente (como déficit de vitaminas, o tumores cerebrales o enfermedades del tiroides, entre otras.
   
5. Es importante señalar que el diagnóstico de la Enfermedad de Alzheimer tiene varias categorías:

 

  Alzheimer posible:
  - Demencia de comienzo y progresión insidiosa.
  - Ausencia de otra enfermedad sistémica o cerebral que explique el cuadro.
     
  Alzheimer probable:
  - Demencia establecida por examen clínico y documentada por tests psicológicos.
  - Defectos en dos o más áreas del conocimiento.
  - Ausencia de alteración del nivel de conciencia.
  - Comienzo entre los 40 y los 90 años.
  - Ausencia de otra enfermedad que explique el cuadro.
     
  Alzheimer establecido:
  - Criterios de Alzheimer probable.
  - Evidencia patológica de enfermedad de Alzheimer en biopsia cerebral o necropsia.

Esto permitiría que los cuidadores y familiares se encuentren mejor equipados para enfrentar la progresión de la enfermedad y proporcionar en etapas temprana de la enfermedad la posibilidad de que el paciente en conjunto con la familia pueda tomar decisiones legales y financieras necesarias. Además, de realizar los ajustes en la vivienda, necesarios para los cuidados futuros.

 

En el caso de la Enfermedad de Alzheimer aqui se muestran las fases de evolución: